Sale a la luz primer video de Aida Merlano rumbo a prisión en Venezuela

Se conocieron las primeras imágenes de la excongresista Aida Merlano, capturada el pasado lunes en la ciudad de Maracaibo, Venezuela, mientras era conducida por la Fuerza de Acciones Especiales, FAE, a prisión.   

Las imágenes fueron reveladas por el presidente Nicolás Maduro en una transmisión por televisión nacional luego de que la sindicada fuera presentada ante los tribunales del vecino país.    

En el video, que se hizo viral en Twitter, se ve a la política colombiana luciendo gafas negras, una camiseta blanca, bluyín, zapatos blancos y una gorra mientras es escoltada por al menos 10 hombres fuertemente armados.

Este miércoles a la polémica política de la región Caribe el Tribunal de Zulia le ordenó medida de privación judicial preventiva de la libertad en El Helicoide, centro carcelario dependiente sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), ubicado en el sur de Caracas. En este complejo carcelario se encuentran privados de su libertad varios presos políticos del régimen de Maduro.  

Yeico Manuel Vargas Silvera, quien acompañaba a la excongresista durante su captura y quien sería su compañero sentimental y asesor en el Senado, también fue privado de la libertad, así lo confirmó el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en un comunicado.  

Por otra parte, la identidad de Aida Merlano utilizada en Venezuela fue revelada por el titular del Ministerio Público, Tarek William Saab, quien publicó en su cuenta de Twitter el documento, que al parecer es falso, ya que el número asignado no existe en la base de datos local; en él la mujer se hacía llamar Landis del Carmen Ferrer Urdaneta, nacida en mayo de 1980 y de estado civil soltera.

Frente al caso Merlano, que ha generado opiniones divididas en sectores políticos colombianos y venezolanos, Nicolás Maduro declaró finalizando esta tarde que está dispuesto a restablecer las relaciones consulares con Colombia para tratar una posible extradición de la condenada por la Corte Suprema de Justicia a una pena de 15 años de prisión por compra de votos.