PRESIDENTE DUQUE AFIANZA APOYO INTERNACIONAL EN URUGUAY

El mandatario colombiano se reunió con el presidente de Chile, Sebastián Piñera y con el rey Felipe VI de España.

El presidente de la República, Iván Duque se reunió este domingo con su homólogo chileno Sebastián Piñera. Durante el encuentro los mandatarios abordaron temas relacionados con el fortalecimiento de las relaciones comerciales, institucionales y de protección al medioambiente. También se comprometieron a impulsar este año la Alianza del Pacífico y el relacionamiento multilateral a través del Foro Para el Progreso de América del Sur (Prosur).

En su visita a Uruguay, país en el que hizo presencia para el acto de posesión del presidente Luis Lacalle Pou, Duque habló con el rey de España, Felipe VI, sobre la crisis migratoria por la situación en Venezuela y otros temas.

“Con el rey Felipe VI de España hablamos de la necesidad de movilizar recursos para atender a venezolanos que huyen del régimen hacia Colombia. El Reino de España tiene interés de impulsar una agenda de cooperación para aportes de donantes y atender esta crisis humanitaria”, expuso el mandatario colombiano en su cuenta oficial de Twitter.

Montevideo Con el Rey Felipe VI de España hablamos de la necesidad de movilizar recursos para atender a venezolanos que huyen del régimen hacia Colombia. El Reino de España tiene interés de impulsar agenda de cooperación para aportes de donantes y atender esta crisis humanitaria

En la reunión con el presidente de Chile, Sebastián Piñera,  acordaron dar un nuevo impulso a la Alianza del Pacífico y a Prosur. La reunión entre los dos mandatarios se dio en un céntrico hotel de la capital uruguaya .

Luego de la reunión, el presidente chileno dijo a un grupo de periodistas que «respalda y protege» las «manifestaciones pacíficas» pues «son parte de la democracia».

Piñera había dejado de lado su agenda internacional desde el pasado 18 de octubre, día en que empezaron en Chile manifestaciones motivadas por demandas sociales que el presidente trató de abordar con reformas en materia de salud y pensiones.

Frente a nuevas movilizaciones convocadas para marzo en Chile, Piñera dijo que «el primer punto de la agenda del gobierno será restablecer en plenitud el orden público y combatir la violencia con toda la decisión del mundo».

También dijo que espera por parte de los legisladores la aprobación de las facultadas para que las Fuerzas Armadas protejan la «infraestructura crítica». «Para que no incendien nuestros hospitales, nuestras plantas de agua potable, nuestras centrales de electricidad», enumeró.

Piñera es, junto con Duque y los mandatarios de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Paraguay, Mario Abdó Benítez, uno de los cuatro presidentes latinoamericanos que llegaron a Uruguay para la investidura del centroderechista Lacalle Pou, quien este domingo pone fin a un ciclo de 15 años de gobiernos de izquierda.