CERCA DE 300 FAMILIAS DEL META CONFORMARÁN LA RED DE ABASTECIMIENTO DE ALIMENTOS DEL DEPARTAMENTO.

Elegidas las dieciséis Organizaciones de Agricultura Familiar (OAF) que harán parte del proyecto entre Ecopetrol y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

La red integrará alimentos de la agricultura familiar campesina de 4 municipios: Villavicencio, Acacias, Guamal y Castilla La Nueva.

Las líneas productivas que se fortalecerán están articuladas con las cadenas potenciales priorizadas en el departamento y, además, responden a la cultura y hábitos alimenticios locales.

Un total de 267 familias, representadas en 16 Organizaciones de Agricultura Familiar (OAF) de los municipios de Acacías, Castilla La Nueva, Guamal y Villavicencio, participan de la iniciativa promovida por Ecopetrol en alianza con la FAO, quien como socio técnico, promoverá una red de abastecimiento de alimentos que le permita a los productores vincularse en mejores condiciones a los mercados, al tiempo que se promueve una alimentación saludable y la generación de ingresos de las familias.

Una de las primeras estrategias en el marco del proyecto, ha sido un sondeo sobre las condiciones de oferta y demanda para identificar la identidad productiva y las oportunidades comerciales del territorio. A partir de estos análisis, las apuestas productivas se fomentarán para dar respuesta a la demanda de alimentos del Departamento, reduciendo su dependencia de otras regiones del país, buscando generar circuitos cortos de comercialización, y fomentando la asociatividad, la valorización de la producción y el consumo local.

Entre varios resultados, el análisis arroja oportunidades en las siguientes líneas productivas: maracuyá, piña, café pergamino, café tostado y molido; leche, pollo, banano, mojarra, cachama, huevos y sacha inchi. A modo de ejemplo, existe una oportunidad de abastecer en las líneas identificadas más de 600 Toneladas/año, de las cuales sobresalen las cadenas de frutas y producción avícola con un potencial para el valor agregado y la agroindustria.

Dentro de los casos más representativos, se encuentra el maracuyá cuya demanda de los mercados de compras públicas y mercados comerciales supera las 196 Toneladas/año, de las cuales solo se tiene una oferta de las OAF encuestadas de 10 Toneladas/año. En particular, lo anterior representa una oportunidad para promover los circuitos de proximidad y abastecer los diferentes mercados como los de compras públicas, casinos, y otros más directos.

A partir de la demanda de productos como huevo semicriollo y pollo campero, característicos de la agricultura familiar campesina, se identifica que las OAF de esta zona alcanzan solo una oferta de 5 Toneladas/año, para un mercado cada vez más creciente, que podría capitalizar la red de abastecimiento de alimentos promovidas por el proyecto.

El convenio, que inició el año pasado, cuenta con una inversión total de $8.900 millones, que se traducirán en fortalecimiento de capacidades, inversiones productivas, logísticas ycomerciales, certificación de productos y procesos necesarios para la conformación de la red de alimentos.

 

Este proyecto, además de alinearse a los planes de desarrollo municipales y de la Gobernación del Meta, aportará evidencias contundentes para contribuir con la estrategia de la Región Central sobre la puesta en marcha de un sistema agroalimentario saludable y sostenible, iniciativa que busca conectar, de manera eficiente, a los territorios alimentarios, tanto al interior de los departamentos como en función de la ciudad de Bogotá, principal polo de consumo del país.