Veinte altos oficiales del Ejército Nacional reciben ascenso a Mayor y Brigadier General De La República

Un total de veinte altos oficiales del Ejército Nacional de Colombia, quienes cumpliendo los requisitos de ley, fueron aprobados en su ascenso por el Senado de la República, recibieron el grado inmediatamente superior correspondiente a brigadier general y mayor general, de manos del presidente Iván Duque, en una ceremonia realizada en el campo de paradas de la Escuela Militar de Cadetes José María Córdova.

En total nueve señores brigadieres generales, que ascienden al grado de mayor general, entre los que se destacan los nombres de Juan Carlos Ramírez Trujillo, comandante de la Séptima División; Jorge Isaacs Hoyos Rojas, comandante de la Tercera División; Helder Giraldo Bonilla, comandante de la Comando Conjunto N.º 4; Luis Emilio Cardozo Santamaría, comandante de la Octava División; Robinson Ramírez Cedeño, comandante del Comando de Educación y Doctrina; Sergio Alberto Tafur García, comandante Cuarta División; Germán López Guerrero, comandante de la Sexta División; Luis Mauricio Ospina Gutiérrez, comandante Quinta División, y Hugo Alejandro López Barreto, comandante de la Primera División.

Por otra parte, once señores coroneles ascendieron al grado de brigadier general, entre los que destacan los nombres de los señores coroneles Arnulfo Traslaviña Sáchica, Hernando Garzón Rey, Jhon Jairo Rojas Gómez, Fredy Marlon Coy Villamil, Óscar Alexander Tobar Soler, Erick Rodríguez Aparicio, Olveiro Pérez Mahecha, José Enrique Walteros Gómez, Juan Miguel Huertas Herrera, Nairo Javier Martínez Jiménez y Mario González Lampera.

Todos estos altos oficiales recibieron por unanimidad el visto bueno por parte de la plenaria del Senado de la República, el pasado sábado, en horas de la madrugada, luego de cumplir con todos requisitos y el debido estudio de sus hojas de vida.

De esta forma, el Ejército Nacional de Colombia continúa avanzando en fortalecer a las generaciones de relevo que tendrán a cargo garantizar la seguridad e integridad del territorio nacional, como manda la Constitución y las leyes. Así se sigue garantizando el debido respeto por los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, en el desarrollo de las operaciones militares, que buscan garantizar las libertades de todos los Colombianos.