Más de 700 jóvenes prestarán su servicio militar en el Guaviare con el Ejército Nacional.

Desde 1886 se estableció el servicio militar en Colombia, con el fin de que todos los colombianos defiendan la soberanía del país y velen por la seguridad de sus conciudadanos. Así mismo, por ahora, el servicio militar continúa siendo obligatorio para aquellos jóvenes que sean aptos y que se encuentren en edades comprendidas entre 18 y 24 años de edad.

En San José del Guaviare, 744 jóvenes oriundos de diferentes partes del país como Cundinamarca, Atlántico, y Meta, entre otras, decidieron prestar su servicio militar en el Ejército Nacional durante 18 meses en los que desarrollarán actividades en apoyo al medio ambiente, acompañamiento en vías, tareas administrativas, entre otras.

Por ahora, 336 de ellos, iniciaron su primera fase de entrenamiento la cual durará alrededor de cinco semanas. Luego de este tiempo y durante tres meses más, pasarán de ser «conscriptos» a convertirse en soldados y jurarán bandera como con un acto simbólico, que representará el honor de portar el uniforme, proteger su bandera y trabajar incansablemente por el desarrollo social de su país.

Esta primera fase de entrenamiento consiste en adaptar a la vida militar a un personal civil que presta su servicio, por lo que recibirán instrucción y entrenamiento que refuerzan sus capacidades mentales, físicas, psicológicas y humanísticas en cortesía militar, reglamento de uniformes, conocimiento y uso de material, grados y distintivos militares, gimnasia básica, orden cerrado con o sin armamento y conocimiento básico de explosivos, entre otros.

Estos jóvenes que prestarán su servicio a la seguridad de la nación, obtendrán una bonificación mensual del 30% del SMLMV, formación laboral productiva por parte del SENA, acceso a los servicios de salud, alojamiento, alimentación, vestuario, reconocimiento de un salario mínimo legal vigente al momento de licenciarse, el tiempo del servicio militar les será computado en fondos públicos y privados, para efectos de cesantías, pensión de jubilación de vejez, pensión de invalidez, entre otros beneficios que otorga la Ley 1861 del 2017.

Finalmente, estos jóvenes gallardos estarán acompañados por Suboficiales Instructores Líderes SIL, los cuales tendrán como responsabilidad disciplinar, corregir y entrenar a estos hombres entusiastas, dispuestos a defender la soberanía, la paz en todo el territorio nacional, fortaleciendo su proyecto de vida y enalteciendo con respeto, lealtad y disciplina ese compromiso de trabajar por cada colombiano.