Etapa 2 del Tour de Francia: Primera prueba para los especialistas de la velocidad

La segunda fracción del Tour de Francia cuenta con un recorrido llano de 202,5 kilómetros en la cual se espera un final para sprinters.

Luego de la contrarreloj con la que el Tour de Francia dio inicio en Copenhague, Dinamarca, y que terminó con la victoria del belga Yves Lampaert, la competencia continua en este país para la segunda fracción.

En los 202,2 kilómetros entre Roskilde y Nyborg, la carrera vivirá experiencias nerviosas en un recorrido casi costero que cuenta con tres puertos de cuarta categoría y en el que el peligro de abanicos será casi permanente.

Con todo lo que está en juego, el pelotón no tendrá un momento de reposo, de tensión permanente que puede convertir la jornada en una auténtica batalla de nervios en la que todo es posible.

Con la guinda final, 18 kilómetros al nivel del mar, en un magnífico puente que parece permitir rodar sobre las aguas entre las dos principales islas que componen el país escandinavo.

A su salida, solo quedarán dos kilómetros hasta la meta de Nyborg, poco tiempo para reparar los daños que puedan efectuarse en la carretera que jalona el mar y que parece destinada a ser el juez de la jornada.