Esmad retuvo a tres periodistas que cubrían las marchas en Barranquilla

La periodista Cheyenne Luján y la fotógrafa Mery Granados del diario El Heraldo, y el reportero gráfico Charlie Cordero fueron retenidos por agentes de la Policía y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) mientras cubrían la marcha de estudiantes que se adelantaba en la tarde de este viernes en el centro de Barranquilla.

Cuando cubrían la protesta, que estudiantes pertenecientes al Sena y a las universidades públicas y privadas llevan a cabo en la avenida Circunvalar por debajo del puente de la Murillo, dos reporteras de EL HERALDO fueron detenidas por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Según publicaron los comunicadores en sus redes sociales, los agentes les quitaron las cámaras y los subieron por la fuerza a un camión para ser trasladados hasta la estación de Policía Los Almendros en la capital del Atlántico.

En las grabaciones se observa que, pese a que se identificaran como periodistas, los uniformados los empujaron al fondo del camión donde se encontraban un grupo de estudiantes del Sena que participaban en las manifestaciones en la Avenida Murillo con Circunvalar.

En el caso de la fotógrafa Mery Granados se evidencia que uno de los policías la empuja con fuerza mientras ella le reclama su actuar él solamente atina a decirle “métase, métase”. Las otras personas que se encuentran en el camión intentan tranquilizarla.

Al fotógrafo Charlie Cordero le quitaron la cámara antes de ser subido al camión. “¡Por favor la cámara! (…) ¡Eyyyy mi cámara, por favor mi cámara!”, gritaba desde el interior del vehículo el reportero gráfico.

Horas después, los comunicadores fueron dejados en libertad. La Fundación para la Libertad de Expresión (Flip) señaló que se encuentra documentando la retención ilegal de los periodistas.