Salario de congresistas: Centro Democrático da solución para que la reducción sea cuanto antes

El senador Miguel Uribe explicó cómo se puede reducir el salario de los congresistas en este periodo legislativo, y no desde el 2026.

A lo largo de los últimos años, en el Congreso de la República se han presentado varios proyectos de ley para que los parlamentarios rebajen sus sueldos, sin embargo, en repetidas ocasiones hemos visto como la iniciativa nunca prospera.

Buscando cambiar este escenario, esta semana el Pacto Histórico con el respaldo de las bancadas de gobierno, para hacerle una completa reforma a la manera en la que funciona el Congreso de la República. Esta reforma constitucional presentada por los senadores Gustavo Bolívar, Iván Cepeda, Roy Barreras, y la representante Catherine Juvinao, busca eliminar algunos de los beneficios que reciben los parlamentarios, como lo es la duración de sus vacaciones, así como la reducción del salario, medida que muchos colombianos piden teniendo en cuenta el alto sueldo de los parlamentarios, frente a la desigualdad evidente que ven los colombianos en su cotidianidad.

El proyecto plantea la reducción del salario de los congresistas, que hoy está en alrededor de 35 millones de pesos. La iniciativa señala que los dirigentes políticos no puedan ganar más allá de 25 millones de pesos aproximadamente.

Sin embargo, esta reducción del salario, que muchos congresistas prometieron a lo largo de su campaña, no los afectaría a ellos, a menos que se reelijan, dado que en el proyecto pusieron un parágrafo en el que aclaran que el reajuste sería a partir de 2026, tal y como se ve en la siguiente imagen.

Ante la ola de críticas que han recibido los congresistas que quieren bajar el salario, pero no en su periodo legislativo, algunos de ellos se han defendido diciendo que no es viable legalmente bajarse los sueldos en su mismo periodo.

Juvinao ha asegurado que proponen que la reducción sea en 2026 porque buscan que los congresistas no le hagan el quite a votar este proyecto por afectarlos a ellos mismos. Además, asegura que es inconstitucional quitar derechos ya adquiridos.

«La constitucionalidad se juega por el lado de las condiciones laborales suscritas al momento de obtener la curul. Es lo que se debe blindar para que luego no se caiga la medida», explicó en sus redes.