Colombian journalist Jineth Bedoya delivers a press conference in Bogota, on October 19, 2021. - The Inter-American Court of Human Rights (IACtHR) ruled on Monday that the Colombian state bears responsibility for the kidnapping and torture of journalist Jineth Bedoya at the hands of far-right paramilitaries in 2000. (Photo by Raul ARBOLEDA / AFP)

Organizaciones de mujeres respaldan llamado para que la JEP abra capítulo por violencia sexual

Colombian journalist Jineth Bedoya delivers a press conference in Bogota, on October 19, 2021. – The Inter-American Court of Human Rights (IACtHR) ruled on Monday that the Colombian state bears responsibility for the kidnapping and torture of journalist Jineth Bedoya at the hands of far-right paramilitaries in 2000. (Photo by Raul ARBOLEDA / AFP)

La periodista Jineth Bedoya, durante una conferencia de prensa en Bogotá. La Corte Interamericana de Derechos Humanos dictaminó que el Estado colombiano es responsable del secuestro y tortura de Bedoya, a manos de de los paramilitares en el año 2000.

Mujeres de distintas organizaciones unieron sus voces al llamado que hizo la periodista Jineth Bedoya a la Jurisdicción Especial para la paz, JEP, para que abra un capítulo especial donde se puedan estudiar los casos de violencia sexual durante el conflicto armado.

“Creo que la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos tiene que ser la coyuntura para que la Jurisdicción Especial para la Paz, por fin abra el capítulo de violencia sexual y reconozca a millones de mujeres, víctimas de este delito tanto por parte de la guerrilla de las Farc, como del paramilitarismo y de agentes del estado. Ya pasó el tiempo suficiente, y además hemos documentado suficientemente los casos como para que no sea reconocido este delito de cara a la JEP”, sostuvo la periodista, quien hace 21 años fue víctima de secuestro, tortura y violencia sexual.

Así como Jineth Bedoya hace este llamado, organizaciones de mujeres se han unido a esta solicitud a la JEP. Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa lo expuso de esta manera: 

“Hemos venido defendiendo la idea para que exista un macro caso nacional que se encargue de investigar todos los delitos de violencia sexual hacia las mujeres y la población LGBT. Primero en una concepción amplia sobre lo que es la violencia sexual como tal, todas las formas que afectaron el ejercicio de la sexualidad de las personas en el marco del conflicto armado. En segundo lugar, que reconozca que la violencia y el delito sexual fue útil para la guerra, que no fue un hecho aislado, que fue una práctica que cometieron todos los actores armados”. 

Carolina Solano, gerenta de Sisma Mujer, dio a conocer cuál sería la contribución que se haría si en la JEP se abre un capítulo especial sobre violencia sexual. 

“Cuando se abren macro casos para estudiar a las Farc, para estudiar al Ejército, para estudiar a la fuerza pública, o para conocer cómo las Farc cometió un hecho… lo que se está priorizando es la visión del victimario, lo que se está priorizando es el enfoque desde el victimario. Y lo que hemos insistido es que la violencia sexual se debe priorizar en el marco de la Jurisdicción Especial para la Paz, y priorizar a las mujeres víctimas de violencia sexual para que se pueda comprender con enfoque de género la victimización que sufrieron en el conflicto armado, este es uno de los puntos centrales del acuerdo de paz que es la centralidad de las víctimas”, manifestó.

Otra razón que resaltan las organizaciones de mujeres para que la JEP abra un capítulo relacionado con violencia sexual, es que este delito cometido en el desarrollo de conflicto armado tiene altos índices de impunidad. Desde la Red Nacional de Mujeres, Beatriz Quintero, precisó que “es muy importante que se abra ese macro caso porque la violencia sexual no es un delito conexo a otros delitos, por eso es importante que se investigue de manera específica”. 

 

 

Finalmente, Adriana Benjumea, codirectora de la Corporación Humanas, indicó lo siguiente: “En este país se viene con la brecha de impunidad desde Justicia y Paz, y aunque la impunidad no es responsabilidad de la JEP, lo que sí está pasando es que la JEP con negarse a abrir un caso nacional por violencia sexual, lo que sí está haciendo es perpetuando esa impunidad”. 

Jineth Bedoya anunció que este jueves radicará de manera formal ante la JEP la solicitud para que se abra el macro caso de violencia sexual.