Habla ex pareja sentimental del ex fiscal de la JEP Carlos Bermeo

Ana Cristina Solarte, expareja sentimental del ex fiscal de la jurisdicción especial para la paz, Carlos Julián Bermeo, fue capturada el 1 de marzo en un operativo liderado por la DEA en el hotel JW Marriot en el norte de la capital del país. Para la Fiscalía, ella hacía parte de una organización criminal que estaba tratando de frenar la extradición de Jesús Santrich y, además, estaban coordinando el envío de cocaína a Europa.

Nueve meses después de estar en prisión, Solarte salió libre y habló en primicia con BLU Radio.

Según su testimonio, llegó el 28 de febrero a Bogotá porque ese 1 de marzo tenía que estar en la universidad Cooperativa para hacer el trámite de matrícula como, supuestamente lo hizo en la mañana. El ex fiscal Bermeo la invitó a almorzar y dijo que lo acompañara primero al hotel.

“Me dice que me bajé del carro, me bajé y me fui al lobby del hotel, se demoró más de los cinco minutos que me había dicho y me molesté. Cuando llega, le reclamo y le digo que quiero ir primero al baño. Cuando camino hacia el baño él me introduce el dinero a la mochila, no me percaté que era dinero. Cuando entro al baño y cuando buscaba mi maquillaje me doy cuenta que era dinero. Cuando salgo del baño a preguntarle a él por eso y a irnos a almorzar, me capturan”, dijo Solarte.

Ana Cristina añadió que es inocente y que no conocía a ninguno de los otros capturados, solo al ex fiscal Bermeo.

“No sabía lo que estaba pasando en ese hotel, no sabía quiénes eran esas personas, jamás en mi vida las había visto, no tenía interés en saber Julián con quien estaba hablando porque estaba ocupada en los temas”, sostuvo.

Solarte dijo que la razón por la cual ha estado en la cárcel es Bermeo.

“Julián de manera irresponsable, sin mi consentimiento, introduce ese dinero en mi mochila y esa es la razón por la cual he estado 9 meses privada de la libertad, padeciendo y sufriendo cosas que no tengo por qué padecer, porque soy completamente inocente”.

Ana Cristina quedó en libertad porque el juez respaldó la hipótesis de su abogado Alejandro Carranza y de la Procuraduría en el sentido que no hay inferencia razonable de su participación en los delitos de los que se le acusa. Sin embargo, ella sigue vinculada al proceso por los delitos de cohecho, concierto para delinquir y tráfico de influencias, de los cuales se declara inocente.