Defensor del Pueblo le pidió al ELN respetar la vida de los nueve secuestrados de Arauca.

Las autoridades confirmaron que dos de los 11 secuestrados murieron en cautiverio.

Luego de la muerte de dos de los 11 secuestrados que permanecían en poder del ELN en el departamento del Arauca, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, le pidió a esa guerrilla garantizar la vida e integridad de las otras nueve personas que mantiene en su poder.

El pasado 29 de julio las autoridades confirmaron el hallazgo de los cadáveres de Vladimir Herrera, excombatiente de las extintas Farc y en proceso de reincorporación en Arauca, al igual que el de Jaime León Ramírez.

Las víctimas hacían parte del grupo de 11 personas que fueron secuestradas el miércoles 13 de julio en la vereda Alto Purare del municipio de Tame (Arauca).

 “Nos solidarizamos con sus familias a quienes nuestro equipo en territorio viene brindando acompañamiento. Lo propio hemos hecho con las comunidades que este año, ante el recrudecimiento de acciones de grupos armados ilegales, han sido víctimas de desplazamiento forzado y confinamiento en sus territorios”, dijo.

Señaló que desde la Defensoría del Pueblo se busca garantizar la liberación de los secuestrados que permanecen en poder de esa guerrilla.

“Mantenemos abiertos nuestros canales humanitarios para permitir el pronto regreso de los ciudadanos con sus familias”, aseguró.