Contrato de coviandes para la vía al Llano se termina en noviembre

La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) reveló que el contrato de concesión actual con Coviandes S.A.S en la vía Bogotá – Villavicencio finalizará a mediados del mes de noviembre. Sin embargo, una vez culminado, el concesionario continuará realizando obras que ya han sido contratadas.

El contrato pasará a manos de Concesionaria Vial Andina (Coviandina), filial del grupo Aval y Corficolombiana, que actualmente tiene a cargo el proyecto de la doble calzada Bogotá – Villavicencio en el sector Chirajara – Fundadores. Coviandina estará a cargo de la operación y mantenimiento de la vía hasta el año 2054, según lo acordado en 2015,

Entre tanto, Coviandes deberá terminar las obras de estabilización en el km 58, las obras del tablestacado y pozos de abatimiento de 40 metros radiales con drenes horizontales.

La Agencia explicó que las obras del tablestacado (barrera metálica de cerramiento), tendrán una longitud aproximada de 260 metros, con 6 metros de altura y 2,5 milímetros, confinada por medio de dos hileras de tubería de 8 pulgadas de diámetro, espaciados cada 80 centímetros que se complementan con un relleno de concreto.

Esta tubería a su vez estará empotrada en el terreno por medio de micropilotes de 20 centímetros de diámetro a una profundidad de mínimo 6 metros, los cuales estarán amarrados al conjunto mediante la construcción de una gran viga de concreto reforzado de 2,5 metros x 1,5 metros.

El corredor que conecta la capital del país con los llanos orientales completa 25 días de apertura para transporte público de pasajeros y transporte público y privado de carga, registrando más de 102.000 personas movilizadas y 73.000 vehículos por esta vía.