Consejo De Estado estudia tres demandas que piden la “muerte política” de ‘Jesús Santrich’

El Consejo de Estado estudia actualmente tres demandas de pérdida de investidura en contra del representante a la Cámara del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), Seuxis Paucías Hernández Solarte, más conocido como ‘Jesús Santrich’.

En las acciones judiciales se manifiesta que es «grave» que el congresista abandonara su cargo para anunciar su regreso a las armas en compañía de los exjefes de las Farc, Luciano Marín Arango, ‘Iván Márquez’; Henry Castellanos Garzón, ‘Romaña’; y Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, ‘El Paisa’.

En las demandas presentadas por la Mesa Directiva de la Cámara de Representantes, la Procuraduría General de la Nación y un ciudadano, se existen méritos para declarar la «muere política» de ‘Santrich’.

En este punto, el máximo tribunal de lo contencioso administrativo tomó la decisión de unificar las demandas. Fuentes cercanas al Consejo de Estado manifestaron que próximamente se ordenará la práctica de pruebas documentales y testimoniales para tomar una decisión de fondo.

Los demandantes argumentaron que tras posesionarse como Representante a la Cámara, Hernández Solarte solamente asistió a tres sesiones. Estando en el Espacio Territorial de Tierra Grata (Cesar) despidió a su esquema de seguridad y se fue con rumbo desconocido.

El 29 de agosto de 2019, apareció en un video vistiendo camuflado y con un rifle en sus manos mientras ‘Iván Márquez’ anunciaba la creación de un nuevo grupo armado ilegal  por lo que consideran un incumplimiento al acuerdo de paz.

En las demandas se manifiesta además que el representante a la Cámara por el partido Farc nunca justificó sus inasistencias a las sesiones en las que se discutieron actos legislativos, proyectos de ley y mociones de censura, situación que representa una falta gravísima.

La Corte Suprema de Justicia investiga a ‘Santrich’ por su presunta participación en los delitos de concierto para delinquir y tráfico y fabricación o porte de estupefacientes agravado.

Esto por su supuesta participación en un plan para enviar 10 toneladas de cocaína a los Estados Unidos con la ayuda de un grupo de narcotraficantes colombianos, el Cartel de Sinaloa y Marlos Marín, sobrino de ‘Iván Márquez’.