Ubicado depósito con material de guerra perteneciente al GAO-r Jorge Briceño en el departamento del Meta

Tras recibir información proveniente de la comunidad, se logró el hallazgo de un depósito ilegal.

En desarrollo de la Operación Mayor José María Córdova, tropas del Batallón de Infantería N.° 29  Unidad orgánica de la Séptima Brigada, lograron la ubicación de un depósito ilegal en la vereda Ventiaderos, en el municipio de Mesetas, Meta.

Luego de recibir la información proveniente de la población civil, que en días pasados habrían denunciado la aparición de grafitis alusivos a extintos grupos armados ilegales, entre la vía Mesetas – Jardín de Peñas, Meta, el Ejército Nacional intensificó sus operaciones para neutralizar cualquier acción terrorista que pretenda alterar el orden público en el suroriente colombiano, ubicando en un control registro y control de área camuflados en medio de la maleza un fusil calibre .30 milímetros, 50 cartuchos del mismo calibre, dos proveedores para este fusil y un lanza granada.

Según inteligencia militar, estas municiones pertenecerían al grupo armado organizado residual Estructura Jorge Briseño que delinque en este sector de la región, cuyo cabecilla es Gentil Duarte, y por quien se ofrece una recompensa de 2.100 millones, además es el encargado de movilizar narcotráfico en asocio criminal con Los Puntilleros.

El material fue puesto a disposición de la Fiscalía Especializada N.° 16 de Vistahermosa, Meta. Al parecer, el GAO-r pretende adquirir mayor capacidad con el fin de iniciar acciones contra las tropas que adelantan operaciones militares para garantizar la seguridad en el sector. «Las operaciones militares son constantemente contra toda aquel que intente alterar la tranquilidad en la jurisdicción. Invito a la comunidad a continuar brindando información, solo así de esta manera logramos contundentes resultados como el que hoy presentamos», señaló el Coronel Juan Carlos López Aristizabal, comandante de la Séptima Brigada del Ejército.

La Cuarta División continuará desplegando operaciones militares de manera sostenida en el suroriente colombiano, con el objetivo de combatir a los grupos armados organizados residuales, ratificando el compromiso institucional una vez más de garantizar la seguridad de la población civil.