Procuraduría y Fiscalía recaudan pruebas sobre escándalo de contratos en Emcali

Emcali referencia

Este jueves, fiscales que hacen parte del equipo especial que delegó el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, llegaron a Cali para iniciar la investigación criminal, en contra de las Empresas Municipales (Emcali) por presunto caso de corrupción.

El ente investigador indicó, a través de su cuenta de Twitter, que los fiscales especializados deberán recolectar el material probatorio sobre el contrato millonario entre Emcali con la Unión Temporal AMI, por más de doscientos mil millones de pesos, el cual a su vez contemplaba la adquisición de televisores por $42 millones de pesos, y demás insumos con un incremento de hasta el mil por ciento del valor promedio comercial del mercado.

De igual manera, un equipo especializado de la Procuraduría General de la Nación, llegó a la capital del Valle, específicamente a  las instalaciones de las Empresas Municipales, para buscar las faltas disciplinarias relacionadas con las denuncias de dicho contrato.

El ente disciplinario ordenó la práctica de varias pruebas, para establecer la ocurrencia de las conductas presuntamente irregulares, poder individualizar el autor de las faltas disciplinarias y determinar tanto las circunstancias de las anomalías, así como el posible perjuicio causado a la administración pública.

Entre tanto, el contralor Distrital, Pedro Antonio Ordoñez, ordenó a la Dirección Técnica adelantar actuaciones de fiscalización a Emcali, por las denuncias realizadas por varios medios de comunicación.

“Merecerá especial examen del Contrato N°. 500-CS-2039- 2022, suscrito entre EMCALI E.I.C.E. E.S.P. y Unión Temporal AMI 2022. Actuación que se centrará en los temas de Medición Inteligente y Sobrecostos en compra de elementos de oficina”, reza el oficio de la Contraloría.

Contrato con sobrecosto

Las anteriores investigaciones se abren luego de que el Sindicato de Trabajadores de Emcali, SintraEmcali, denunciara que el contrato por valor de $221.000 millones, suscrito entre la empresa de servicios públicos y la Unión Temporal AMI, tenía sobrecostos de hasta mil por ciento para la compra de algunos insumos.

Por ejemplo, el convenio, publicado en la página oficial de las Empresas Municipales contempla la adquisición de televisores LED de 52, por valor de $42.897.000 pesos cada uno, cuando el valor promedio es de $4 millones.

Una pantalla para reuniones fue facturada a $750 millones de pesos, y su valor promedio en el mercado es de $50 millones; y sillas ergonómicas a $17 millones cada una, cuando el valor comercial promedio es de $2 millones de pesos.

En el marco del escándalo, Juan Diego Flórez, presentó su renuncia ante el despacho de alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, la cual fue aceptada por el mandatario, quien además, designó a Humberto Serna como nuevo gerente encargado de Emcali.