Murió la reina Isabel II de Inglaterra: «Ha caído el puente de Londres»

Muere reina Isabel II

Asus 96 años falleció la reina Isabel II de Inglaterra, tras varios meses de quebrantos de salud que la tuvieron por semanas en su palacio vacacional de Balmoral, en Escocia, donde permanecía por recomendación médica.

Su fallecimiento, anunciado con la frase protocolaria de “ha caído el Puente de Londres”, se confirmó luego de que este 8 de septiembre sus médicos, inquietos por su salud, pidieran que fuera puesta bajo supervisión médica en su castillo, y pidieran a sus hijos y nietos que fueran a acompañarla.

«Tras una nueva evaluación, los médicos de la reina están preocupados por la salud de Su Majestad y han recomendado que permanezca bajo vigilancia médica», informó el Palacio de Buckingham esa mañana.

Todos sus hijos -el príncipe Carlos de 73 años, heredero del trono, la princesa Ana de 72, el príncipe Andrés de 62, y el príncipe Eduardo de 58- viajaron inmediatamente a Balmoral, situada 800 km al norte de Londres.

También emprendieron viaje los hijos de Carlos, Guillermo, de 40 años y segundo en la línea sucesoria al trono, y Enrique, de 37 años.

Este último se encontraba en Londres con su esposa Meghan para un acto caritativo, pese a que viven en California desde que en 2020 abandonaron la monarquía británica, asestando un duro golpe a la institución.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, el clérigo de más alto rango en la Iglesia de Inglaterra, de la que es líder la reina, aseguró que esta estaba en sus oraciones.

«Que la presencia de Dios fortalezca y conforte a Su Majestad, a su familia y a quienes la cuidan en Balmoral», tuiteó.

En junio, el Reino Unido celebró por todo lo alto el Jubileo de Platino, el 70º aniversario de la llegada al trono de Isabel II, quien fue delegando con el tiempo más funciones oficiales en el príncipe Carlos.

El 6 de septiembre, la monarca había recibido en Balmoral al primer ministro dimisionario Boris Johnson y a su sucesora a la cabeza del Partido Conservador, Liz Truss, a la que encargó formar gobierno como nueva líder de la mayoría parlamentaria.

Una imagen del acto difundida por el Palacio de Buckingham, en que se veía a la monarca dando la mano a Truss, provocó inquietud porque la mano de la reina aparecía inusualmente decaída.

Por primera vez en su largo mandato Isabel II había decidido quedarse en Balmoral en lugar de regresar a Londres, donde suele tener lugar la transición, debido a sus problemas de salud.