Internos de Acacías  reforestan el piedemonte llanero

La historia de los reclusos que están reforestando el piedemonte llanero.

Para el Alcalde de Acacías Licenciado Eduardo Cortes Trujillo.

Este tipo de programas son una señal de reconciliación y de paz para el país. “Aquí las personas pagan sus penas con trabajo y apoyo al medio ambiente, eso me parece muy importante porque es parte de lo que queremos en el país: que la gente no delinca”, dijo el mandatario local.”

La colonia agrícola de mínima seguridad de Acacías, en el Meta, es una cárcel que tiene 13 proyectos productivos al aire libre, en los que gran parte de sus 977 internos cultivan el campo y crían animales.

Durante el desarrollo de un programa que busca que los privados de la libertad realicen un proceso de plantación en establecimientos penitenciarios, así como promover la restauración ecológica, la disminución de la contaminación, y protección de la fauna y flora, la colonia de Acacías ha plantado 3.500 árboles nativos.

 

“Yo estoy aquí por un error que cometí, pero con el proceso de resocialización se trata de ser mejor persona, dejar los errores que cometimos en el pasado, y ser mejores ante la sociedad”, dijo Andrés, uno de los 25 internos que participan en el programa de reforestación dentro de la colonia que tiene más de 4.600 hectáreas.

Pero esta no es la única actividad a la que se dedica Andrés, pues a diario, junto a sus compañeros, cuida de los cultivos de cacao y caña de azúcar, y trabaja en el trapiche para fabricar panela.

Los presidiarios de la colonia agrícola, ubicados en seis campamentos, se dedican a actividades relacionadas con la porcicultura, ganadería, avicultura, lombricultivo, piscicultura, y al cultivo de plátano, cacao, caña de azúcar y cítricos. También participan en los proyectos productivos de carpintería, panadería y fabricación de telares y tejidos.

El proyecto de reforestación en centros penitenciarios surgió del convenio de cooperación 0498 de 2021, el cual fue suscrito entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Ministerio de Justicia y del Derecho, Inpec e Uspec (Unidad de servicios penitenciarios y carcelarios).

A mediados de junio, los internos de la colonia agrícola llevan 3.500 árboles nativos sembrados. Su meta es sembrar 5.000 para aportar a la reforestación del país.

El objetivo de este convenio fue “unir esfuerzos misionales de cada una de las entidades para impulsar los procesos de resocialización de los privados de la libertad y la reforestación, por lo tanto, se decidió sembrar árboles en los terrenos de los establecimientos penitenciarios”.

“Aquí tenemos planeado sembrar 5.000 árboles y actualmente llevan 3.500”, dijo el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, quien también le recordó a los privados de la libertad la importancia de trabajar para reforestar el campo, alejados de actividades criminales.

“Estoy completamente seguro de que estas personas no van a volver a delinquir, por eso la reincidencia ha bajado del 30.3 al 20.1 por ciento”, puntualizó el ministro Ruiz, y manifestó que están apostando para que más centros de reclusión en el país tengan un enfoque agrícola para la resocialización integral de sus internos.

Las autoridades municipales y departamentales del Meta, en asociación con Cormacarena, han acompañado aspectos técnicos para el proyecto de reforestación.

“Hemos venido prestando asistencia técnica en la selección de las especies, en el asesoramiento, en el acompañamiento de la donación de herramientas para realizar las actividades, en el apoyo con abonos y materias fertilizantes que necesitan los procesos de reforestación, y además de eso acompañando todo el proceso técnico de la ejecución del programa”, indicó Wilson López, subdirector de gestión administrativa de Cormacarena.

El ministro de Justicia, Wilson Ruiz, acompañó a los internos en las labores de siembra en la colonia agrícola de Acacías.

Para el alcalde de Acacías, Eduardo Cortés Trujillo, este tipo de programas son una señal de reconciliación y de paz para el país. “Aquí las personas pagan sus penas con trabajo y apoyo al medio ambiente, eso me parece muy importante porque es parte de lo que queremos en el país: que la gente no delinca”, dijo el mandatario local.

Cortés también se refirió a la ubicación del municipio dentro del Piedemonte llanero, una zona de vegetación nativa muy importante, donde justamente podrían desarrollarse procesos agroturísticos como el senderismo.

El mandatario también destacó el trabajo articulado con diferentes entidades y autoridades para llevar a cabo el proyecto de reforestación. “Tenemos una articulación permanente con la penitenciaría, con la guardia, con la Policía y el Ejército; hacemos parte de diferentes consejos y comités”, dijo.

El camino de acceso al campamento Sardinata de la colonia agrícola de Acacías -donde se realiza el proyecto de reforestación- no está pavimentado, y solo pueden ingresar vehículos de doble tracción por las condiciones del territorio. Un dragoneante del Inpec dijo a EL TIEMPO que la accesibilidad empeora cuando llueve, pues se venía el monte sobre la carretera, y que de no ser por la labor de los internos, no habría comunicación terrestre entre Sardinata y el resto del municipio.

De hecho, por esas mismas circunstancias habrían tenido que abandonar uno de los seis campamentos del complejo carcelario.

Consultado por este diario, el alcalde Acacías manifestó que la ola invernal ha sido “cruenta y durísima en esta época. A propósito, el municipio cuenta con muy poca maquinaria, hemos apoyado sectores que requieren una mayor atención. Estamos en ese momento atendiendo otros sectores, tenemos maquinaria en el río Guayuriba y viene un proceso importante de placa en toda la zona de veredas”, aclaró Cortés.

Respecto al proceso, Ricardo, otro interno de la colonia agrícola, dijo que “eso es lo que más deberíamos de tener en cuenta, porque si el ser humano daña el planeta, también deberíamos de cuidarlo”, y mencionó que todos pueden aportar a la reforestación, “así sea sembrando una matica en el jardín de la casa”.

“El trabajo de resocialización con el resto de compañeros y los guardas ha sido bueno”, señaló Ricardo, quien lleva 30 meses cumpliendo su condena y ya le falta poco para salir libre. También destacó su gusto por las labores al aire libre.

EL CONUCO ACACÍAS
Síntesis de un compendio de información, cultural y noticiosa. Alternativa en radio, solo para personas de buen gusto 'Como usted'. Una señal virtual emanada desde el corazón de la llanura colombiana.
https://elconuco.com.co/