Hogares están racionalizando la compra de alimentos debido a los altos costos

El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) reveló que, por cuenta del alto costo de los alimentos, los colombianos están racionalizando sus compras y llenando cada vez menos la canasta del mercado.

Según el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, 2021 cerró con una caída de 3.4% en las ventas de alimentos: “Es natural que la perspectiva inflacionaria que hay  el país de materia de alimentos llevé a que se racionalizan las compras por parte de los hogares. Tanto es así, que las ventas de alimentos en 2021 fueron un 3, 4% inferiores a las que se hicieron en noviembre de 2020 como resultado del alto costo de vida».

Agregó que «cómo nos estamos comparando con noviembre de 2020, que fue el último día sin IVA, es natural que los bienes semidurables como los electrodomésticos muebles equipos de audio y video esa gran demanda que hicieron los hogares por estos bienes no se viera replicada en noviembre de 2021”

Los productos que más han subido de precio, según el último dato de inflación del Dane, fueron la carne de res, pollo, papa y aceites comestibles.

Según el reporte de la entidad el aumento en el precio del dólar y la crisis logística mundial que repercute en la escasez de insumos está incidiendo en el encarecimiento de alimentos y en el costo de vida de los colombianos.

Los analistas estiman que durante el primer trimestre del año seguirá aumentando el costo de vida de los colombianos. Camilo Durán, economista senior de Credicorp Capital, señaló que, incluso, la inflación se podría acercar al 7% entre abril y marzo.

«Esperamos hacia adelante presiones de corto plazo fuertes en el primer trimestre que podrían llevar a la inflación incluso cercanos al 7%, entre abril y marzo de este año», dijo.

Por su parte María Paula Castañeda , economista de BBVA Research para Colombia, aseguró que «en los próximos meses esperamos que la inflación continúe al alza , pero empiece a ceder luego del primer trimestre del año».

Sin embargo, los analistas consideran que el costo de vida de los colombianos empezaría a descender desde el segundo semestre del año, por lo que estiman que a finales de este 2022  la inflación sería de 3.7% .