En Villavicencio…Matadero de aves clandestino

 

Despliegue operativo institucional permitió la desarticulación del (GDCO) ‘Los Clandestinos’

 

Esta estructura criminal estaba dedicada al sacrificio de aves de manera ilegal. Cinco personas fueron capturadas entre ellas un médico veterinario zootecnista. Utilizando elementos químicos camuflaban el estado de descomposición de las aves y así eran distribuidas y comercializadas en municipios del Meta.

Meta. La Policía Nacional de los colombianos en su compromiso institucional de garantizar la seguridad y la sana convivencia, desplegó un amplio operativo a nivel nacional contra la criminalidad, la ilegalidad y la delincuencia que permitió en las últimas horas desarticular el Grupo Delincuencial Común Organizado (GDCO) ‘Los Clandestinos’, dedicados al sacrificio ilegal de aves (gallinas) las cuales eran transportadas en vehículos tipo camión bajo pésimas condiciones de salubridad a diferentes municipios del Meta.

Este importante resultado se materializó gracias a una diligencia de registro y allanamiento a un inmueble que era utilizado como matadero clandestino ubicado en la calle 37ª con carrera 22ª de la urbanización Santa Inés en la ciudad de Villavicencio. Fueron cinco personas capturadas, cuatro hombres y una mujer, entre ellos un médico veterinario zootecnista, quien, desde su experiencia sería el encargado de realizar verificación de salubridad de las aves ya sacrificadas y utilizando elementos químicos, ocultaba el estado de descomposición del alimento.

La sinergia operativa y despliegue de las capacidades de los Investigadores Criminales de la Seccional de Tránsito y Transporte del Meta, personal de Inteligencia Policial con apoyo de la Sala de Interceptación de Comunicación SACOM7 en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, permitió asestar este importante golpe a la ilegalidad, logrando la desarticulación de esta estructura.

En el desarrollo de las investigaciones y en la aplicación de diferentes técnicas judiciales como interceptaciones de comunicaciones, permitió establecer que estos sujetos transportaban las gallinas desde la ciudad de Cali y Bucaramanga, y del departamento de Cundinamarca para ser sacrificadas en matadero clandestino.

Durante el allanamiento al inmueble se logró el hallazgo de 944 aves sacrificadas con un peso aproximado de 1.700 kilogramos, asimismo, una bolsa plástica con soda caustica utilizada como químico para camuflar el olor y descomposición de las aves, también fueron incautados dos vehículos. Sumado a esta actividad ilegal, estas personas realizaban el vertimiento de los residuos orgánicos a las fuentes hídricas de la capital metense generando un impacto y contaminación del medio ambiente.

Las personas capturadas en edades entre 19 y 57 años y junto a los elementos incautados fueron dejadas a disposición de la Fiscalía No. 43 Seccional Unidad Fe Pública Patrimonio Económico, por los delitos de contaminación ambiental, corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico, cohecho por dar u ofrecer y concierto para delinquir.

 

¡Es un honor ser Policía!