Ejército propina golpe al aprovechamiento ilícito de recursos naturales.

La Fuerza continuará atacando con contundencia los delitos ambientales que afectan los ecosistemas y, a los grupos delincuenciales que se lucran de esta práctica ilegal, en el marco de la Campaña Artemisa que refuerza su accionar con más de 22.000 hombres en todo el territorio Nacional.

En desarrollo de la Operación Artemisa en contra del aprovechamiento ilícito de los factores de inestabilidad que atentan contra la preservación de los recursos naturales y la biodiversidad, tropas del Ejército Nacional del Batallón de Infantería Manuel Roergas Serviez, durante operaciones de control y registro, incautaron 12,8 metros de madera ilegal, en la vereda Iteviare de Mapiripán, Meta.

 En el lugar se encontraron 50 tablas de madera de 2,50 metros de largo por 25 cm de ancho y 265 varetas de 3 metros de largo por 12 centímetros de ancho, las que fueron reportadas y puestas a disposición de la máxima autoridad ambiental en el departamento del Meta, Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena, Cormacarena.

Es de resaltar que esta ofensiva responde al Plan Bicentenario Héroes de la Libertad y compromiso de responsabilidad institucional, en contra de la deforestación de quienes atentan al medioambiente, así mismo, dando cumplimiento a la Campaña Artemisa contra los delitos ambientales, anunciada por el Gobierno Nacional, en aras de proteger los recursos naturales y controlar estas prácticas que generan un grave daño ambiental hacia la biodiversidad de la Orinoquía colombiana.  

Durante el último año el Ejército Nacional en la jurisdicción ha logrado incautar 100 metros cúbicos de madera en la región y ha sembrado a la fecha 193.598 árboles en los departamentos del Meta, Guaviare y Vaupés, compensando al medioambiente y las reservas naturales de la región; un trabajo articulado con las corporaciones ambientales de vital importancia en la protección y preservación del Bioma Amazónico que busca evitar la deforestación de hectárea de selva nativa, que por el acaparamiento de tierras, la ganadería extensiva, los cultivos de uso ilícito, la extracción ilícita de yacimientos mineros y el tráfico de madera, siguen siendo un enemigo latente y un asunto de seguridad nacional.

Las operaciones militares en contra de este flagelo continuarán realizándose aunando esfuerzos de manera coordinada, conjunta e interinstitucional con todos los organismos que trabajan en pro de los recursos naturales, estableciendo estrategias de control que permitan evitar un avance en el daño del medio ambiente.

Declaraciones: Mayor General Antonio María Beltrán Díaz,

comandante  Cuarta División del Ejercito

Prensa Séptima Brigada.