Con el  propósito de evitar el c.autiverio y tráfico de animales silvestres en vía de extinción en la región, las autoridades ambientales y el Ejército Nacional han fortalecido estrategias de control frente a este delito, que atenta directamente a las especies nativas de la Orinoquía colombiana.

Tropas del Batallón Especial Energético y Vial N.° 15 de la Séptima  Brigada, en coordinación con la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área del manejo Especial, Cormacarena, lograron la recuperación de un triguillo bebé y de un chigüiro de un mes de nacido, en la vereda Alto Tivallá en Puerto Gaitán Meta, que mantenían en cautiverio,  para ser para ser devueltos a su hábitat natural.

El Ministerio de Defensa de acuerdo a la Ley 99 de 1993, establece en el artículo 103 ‘la protección de los recursos renovables y no renovables, acciones de control y vigilancia en apoyo a las autoridades ambientales en los territorios y a la comunidad’. Entre ellos,  el tráfico ilegal de especies, es así que,  el Ejército Nacional en articulación con Cormacarena y su Plan de Acción Institucional, Pai, trabajan conjuntamente en el fortalecimiento de la educación ambiental, la reforestación de los territorios en contribución a la ‘Gran Meta Verde’  con la siembra de más de 47.000 árboles en los municipios del departamento y el regreso de animales silvestres a su hábitat natural  apoyando su recuperación y protección.

En lo corrido del año Cormacarena,   ha recuperado   271 animales silvestres  con el apoyo de las Fuerzas Militares y de Policía, especies  nativas  que recibieron oportuna atención médica veterinaria y fueron liberados y reubicados en el Centro de Atención y Valoración, Cav, del Bioparque Los Ocarros.

De esta manera el Ejército Nacional contribuye a la consolidación de la seguridad ambiental,  ejerciendo control estricto a este delito que atenta contra la fauna regional, en apoyo a las autoridades ambientales y entes territoriales del suroriente colombiano.

 

Prensa Séptima Brigada