Un grupo de personas que hacen parte del Resguardo indígena Alto Unuma ingresó a la fuerza y apagó abruptamente instalación que controla 109 pozos.

Ecopetrol denuncia que miembros del Resguardo indígena Alto Unuma Meta ingresaron ayer, domingo 8 de marzo, a las instalaciones de la Planta de Disposición de Agua No. 6 del campo Rubiales, en Puerto Gaitán (Meta), y la apagaron de manera abrupta.

La acción puso en riesgo la integridad de todo el personal que estaba en la instalación, y provocó además el apagado de 109 pozos productores, con una pérdida aproximada de 16.500 barriles diarios de petróleo.

Esta situación, que fue puesta en conocimiento de las autoridades competentes, se suma a una serie de bloqueos en vías internas del campo desde el pasado 5 de marzo, que impide el ingreso de personal de turno para realizar los relevos, situación que impide el normal desarrollo al trabajo de más de 100 personas y afectan la operación de este activo.

La Compañía rechaza estas vías de hecho que ponen en riesgo a los trabajadores, las comunidades, la operación y el medio ambiente y reitera su respeto a los Derechos Humanos y a la libertad de expresión.

La empresa hace un nuevo llamado para que sea el diálogo, entre las instituciones locales, regionales y nacionales con las autoridades del resguardo indígena Alto Unuma Meta, el camino para que retorne la normalidad.